Poemas

Casi a la orilla

Después de lo gozado
y lo sufrido,
después
de lo ganado
y lo perdido,
siento
que existo aún
porque ya,
casi a la orilla
de mi vida,
puedo recordar
y gozar
enloquecido:
en lo que he sido,
en lo que es ido…

Elías Nandino-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.