Poemas

Al límite

Transitamos la vida pensando, creyendo
o tal vez viviendo
como seres súper dotados
capaces de arrasar el mundo por delante.
Súper hombres, súper mujeres.
No hay límites para el desafío.
Nos caemos una y mil veces
pero seguimos en pie.
Las marcas que quedan
solo son señales
de que no nos damos por vencido,
y seguimos girando…
girando en la ruleta de la vida
que nos sorprende con la hermosura
de las cosas simples o una piedra
en el camino aminora nuestra marcha.

De un día para otro nos hacemos
dependientes de alguien,
de ese alguien que reacciona muchas veces
como un espectador más
de nuestra dolorosa realidad.
Pero es allí, en lo mas profundo de nuestro ser,
en ese rincón donde almacenamos
fuerzas como valiosos tesoros,
se enciende una luz de esperanza
que solo la alimenta el amor incondicional
de nuestros seres queridos
y la protección divina de Dios
que tiene el control de nuestras vidas.
La noche se alejará lentamente
y un nuevo amanecer
nos abrirá un sendero para seguir la marcha.

Rosana Laborde-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.