Poemas

Quédate…

como se quedan las estrellas
prendidas en la nada.
Quédate
como se queda el olor
de la hierba
sobre la piel de los que aman.
Quédate
como se queda la luz
del sol
en mis pupilas.
Quédate
como me quedo yo
cuando te marchas

Aída Elena Párraga-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.