Poemas

Prisionero de la realidad

Un cielo saturado de misterio de dibujos inspirados sacados de la mente, la vida pasa se evapora en las manos de un tiempo invidente, no hay nada que pueda ahogar esta sed por dolor. La pena es un infierno accesible, todo es un paisaje robado a lo grotesco donde la ignorancia escarba en la basura de la intolerancia. Existen caminos que llevan al lugar donde los ángeles pecan, donde el amor es una ficha de una apuesta perdida. Hay una esperanza que fallece en el valle infernal de la soledad. Solo en la tristeza existe la reflexión, tal vez en un suspiro se termine esta prisión.

Emanuel Córdoba-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *