Poemas

¿Por qué somos maestros?

 Porque es la entrega nuestra elección de vida.

Porque es amor el pago que buscamos.

Porque pintamos el trueno de la lucha

y nos negamos a escribir derrotas.

Porque nos arde el ruin color del hambre.

Porque sabemos que se juega el mañana

en los ojitos opacos de tristeza

y en la canción de hadas de la risa.

Porque cantamos castillos de papel

donde guardar los víveres del alma.

Porque amasamos caricias de alegría

como conjuro contra dolor y lágrimas.

Porque nos huele a cascabel de infancia

la voz de la memoria compartida.

Porque es lerda y arisca la cosecha,

pero bien vale la pena el aguardarla.

 

María Alicia Esain-

Comments

Responder a María Alicia Esain Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.