Poemas

Mujer compañera

Gracias amiga y compañera,
por hacerme volver al camino,
cuando el desaliento me atrapa
y me lleva a sentarme a la vera…
Cuando mis pies se niegan a seguir en la senda,
para continuar avanzando,
levantando polvo al viento;
dejando tras mis pasos el pasado,
como huellas que en el recuerdo van quedando.
Y es que a veces me siento algo cansado,
creo que no soy tan fuerte como pienso y aparento,
más bien, soy solo un ser humano
que transita por los laberintos de la vida,
aprendiendo, descubriendo…
intentando entender los misterios
que la rigen y la guían.
Pero hay algo que sé con absoluta certeza
y es: que la libertad es su esencia…
Es el motor…Es el alma de ella.
Es el manifestar sin miedo nuestro pensamiento,
es gritar al mundo nuestras ideas,
es como vuelo de gaviota,
como un amanecer despejado,
como caminar sobre hojas secas
con ella del brazo o de la mano,
como hacer del invierno,
primavera, otoño o verano.

Jacob Neruda Unamuno-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.