Poemas

Viae Dei

Salida de Antonioni o Passolini,

de Poe, de Chagall o Dostoievsky,

la vida, a duras penas caminada,

como dos líneas de temblor, los labios.

 

La calle a martillazos de las noches,

las horas en litigio con los días,

las manos, improbables de ternura,

tu sombra, sin tú misma, de regreso.

 

Con un cansancio que ya tiene siglos

has conseguido el pan de las penumbras.

Regarás tus malvones por las tardes,

remendarás tu aseo por las noches

y cansarás esquinas conocidas

hasta el cúmplase obscuro de los años.

 

Abel Edgardo Schaller-

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.