Poemas

Un día una noche cualquiera

Un día cualquiera ordeno mi memoria,

desfilan en carrusel nombres amados, los que fui.

Aquéllos que reconozco en los engendros al infinito

en el jardín de las noches

cuando violentaban soles negros.

 

Antepasados debatiéndose

en el reino de la absoluta quietud.

Multiplicando sombras

en el juego en que cada espejo

miente otra vez lo ya mentido.

Una noche cualquiera

encuentro en versos trozos de vida,

pactos sublimes con el futuro.

 

Y aún, la escarcha, el hambre y el amor,

prometen volver alojados en vientos

en persecución de muertes clandestinas.

 

Del libro Artificios

Jaime Icho Kozak-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.