Poemas

El corazón

Amanece

tras un instante

y otro

ritmando sueños,

silbándole al sol

la memoria

de una leyenda.

Alza

su propio eco

hacia el más alto pino

de la noche lenta.

Bajo

el aliento palpitante

de la muerte

renace siempre

amaneciendo.

 

Julio César Aguilar-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.