Estos cansados versos

A Mariana Pineda

 

Estos cansados versos que dedico,

que la vida no sé si se merece,

bordados de palabras,

con agujas que cuida los perfiles

de flores y de sombras,

en este bastidor, redondo y sin salida.

Estos cansados versos,

mujer que llevo dentro, frente a frente,

son tus ojos abiertos como corolas en abril,

un arco en tus pupilas dibujó el desengaño

en el feroz instante marcado como un crimen.

No hubo pañuelos blancos de los viejos amigos,

ni un vuelo de palomas quiso anunciar tu muerte,

ni las lágrimas nobles

encontraron permiso a su dolor.

Estos cansados versos envejecen

cubiertos de vergüenza por los hijos malditos,

de aquel tiempo maldito,

entre pequeños soles que relucen

en los pechos cobardes.

 

 

Del libro Habitando la sombra

Milagros Salvador-

Comentar