Sin culpa

Desviste tu vida… la quiero sin prejuicios.

No cubras tu alma, y la veré sin culpa.

No ocultes tu brisa, que escuche mi canción.

Sin tiempo espero descubrir todos tus sueños,

rasgar tu velo, tu olvido y caminar

allí donde nos lleve la locura.

Que tu sombra no calle estas ganas de amarte

y de tenerte para siempre en mi delirio,

en mi tormento, cicatrizando las cruces del reloj.

Del libro Presagio de luz

Gonzalo Salesky-

Comentar