Fugitiva

Fugitiva de las horas y los días,

Fugitiva de la cárcel de memorias

soy cautiva en cada etapa

con los grillos de la pena

incrustados a la espalda.

Acantonada en mi fangal

y, venial en la queja

dejo celdas, a sabiendas

de otras celdas,

trepo muros

a sabiendas de otros muros.

Viva y de pie.

Del libro de la autora: Los Indicios

Haidé Daiban-

Comentar