Grieta

Grieta rocosa

en fuga,

encrucijada herida

que el agua abrió.

Serena, callada

olvidó su mudez

en una niebla densa.

Reveló su pasado:

sendero delgado

hacia el abismo,

fue ensanchándose,

profundizándose,

tajo profundo,

hendidura irregular,

sablazo que parió

una cascada

con su voz de clarín

haciendo eco, más allá

del espacio líquido celeste.

Del libro Pétalos en el Viento

Stella Maris Taboro-

2 comentarios

  1. Buyviagra dejó un comentario:

    Vaya, en mi caso era al revés. No llego al metro sesenta y tengo la espalda muy fina, pero entre los 13 y 18 años llegué a usar la talla 100 copa C en un cuerpo esbelto. Las miradas, comentarios machistas e inseguridad iban en el otro sentido. La ropa no estaba hecha para chicas con mucho pecho ¡y qué contar los sujetadores! yo usaba reductores de señora con tirantes de más de un centímetro. No me atreví a llevar ni escotes ni camisetas de tirantes hasta los 21 años. Siempre camisetas anchas que me hacían perder mi figura (que ahora me encanta). Mis amigas decían que había que lucirlas, que estaban muy bien hechas y que no tenía nada que ocultar. Y con los años, poco a poco conseguí quitarme el complejo, contestar impertinencias y olvidarme de operaciones de reducción. Y justo cuando empezaba a enorgullecerme de ellas empezaron a encoger solitas ¡plof! Ahora tengo una talla grande pero no exagerada y he aprendido a querer a mi cuerpo como es. Entiendo que hay casos en los que es necesario una intervención. Como arriba cuenta Patri, también conocí a una chica que no llegaba a la talla 70 e incluso otra que tenía una 75 en un pecho y una 95 en el otro. Hay casos y casos. Pero si algo aprendí de darle vueltas a una operación durante tantos años, es que tenemos que estar seguras de que la operación es para nosotras y que no es la opinión ajena o las tendencias las que nos influyen a tomarla. Ni siquiera un poquito.

    7 abril, 2018 a las 6:36 pm

  2. 4 de abril de 2018 : : Cronica Literaria dejó un comentario:

    […] Grieta – Stella Maris Taboro- […]

    11 abril, 2018 a las 11:38 pm

Comentar