De la autenticidad en la Patagonia

De los pocos indios con cabeza

que han quedado por aquí,

la mayoría pena contra las piedras

y el viento helado de la precordillera.

Eso sí, los que ejecutaron

la magna epopeya

de inundar con sangre ajena

estos suelos áridos,

perpetúan sus nombres y apellidos

en ciudades, calles y monumentos,

en frías estatuas

a las que también va carcomiendo

la neutralidad del tiempo.

Este poema pertenece al libro Despliegues (poesía), seleccionado por el Fondo Editorial Rionegrino (FER) para ser editado.

Santiago Bao-

Comentar