Poemas

Colores de la vejez

La vejez no es nada feo

¿Acaso es fea la historia;

el tiempo, que la memoria

no envejece en el museo?

¿El vino añejo, el deseo

que en el corazón perdura?

¿El amor, fruta madura

mucho más dulce que verde?

¿Y el hombre, que no se pierde

si vive en una pintura?

El tiempo pasa sin fin,

deja atrás días y horas,

se va como las sonoras

notas de un viejo violín.

El arte –del sueño afin-,

siempre es joven, nunca anciano,

con su rostro soberano

no tiene prisa en su viaje,

vale, pues, el homenaje

que le hace, pintor, tu mano.

Renael González Batista-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *