Poemas

Bohemias

A un puñadito de mi alma

le propuse bohemias,

para dar un gran salto en el aire

y extirpar lastimaduras

que aún atropellaban.

Cabalgué por tormentas de vientos,

y entre forcejeo y forcejeo

de viejas ironías

me habité desparramada

entre los fuegos,

soñé con una osadía instintiva

de mandatos incandescentes

y entre territorios desorientados,

descubrí el nuevo tributo

que debía pagar

a la alquimia de mis relojes.

Raquel Piñeiro Mongiello-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *