Poemas

La voz

Yo sé que duele

tener adentro una voz y necesariamente

Sacarla antes de que el daño sea irreparable

Digo mal,

son muchas voces

incontables

acarreando de acá para allá

recuerdos, éxtasis, pecados y traiciones

caricias y silencios compartidos

“tequieros” y “olvidames”

“¡Cállese niño!” O… “¡Dígame que pasa!”

Son tantas voces retumbando

reverberaciones de lo humano que ha latido

dentro de uno

Entre todas son murmullo,

son tantas voces y parece un corazón

dentro de cada uno

Ay, si no fuera por la voz…

Ay, si tuviera que callar…

Si no hubiera poesía ni canción

Quién sabe… Los pedazos…

Raúl Feroglio-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *