Poemas

de la helada tierra

Despojos humanos

buscan tu lecho,

refugio de sus lamentos.

Carroñeros debilitados

como medusas transparentes

convulsionan en fanganosos pantanos.

Desdeñas, con pasión violenta

a inocentes y amantes

desgastando su ego,

huyendo de la mediocridad,

bebiendo tus venenos

rotos por tu propio desprecio.

Tiempo que desgastas

y rompes istmos

destruyendo mentes

en su afán por alcanzarte.

Cruel invento eres:

poderoso y soberbio

pues no han nacido alas

que te logren sobrevolar.

María Rodríguez-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *