Poemas

Rogativas

Enredado de arroyos y de ríos

hacia el sonoro silencio de los padres

caminos de la pólvora

tolderías pintadas en ayeres

Cristales chocan sobre rostros fríos

el guanaco pasta en la tropilla leve

asoma resplandor entre los picos

facetando pirámides truncadas

El hombre se cobija

se reprimen los cantos

Ñires lengas cohiués ponen

su hombro al viento

arco iris levanta el portal en la tarde

las huellas desdibujan su marca

entre lo blanco

se cierran bosques y repiten los ritos

de la mano que atrapa

y que tira a los lejos

Aquí agita el invierno

pisando piedras de los antepasados

se abre el cielo y la tierra

rogamos

Francisco Rodríguez- Del libro Marca entre lo blanco-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *