Poemas

Deseo

Una noche del frío julio

un niño llora sentado frente a la ventana

mirando a su íntima amiga, la luna.

Cerró los ojos, en un destello de inocencia

y su deseo pidió;

Que la mentira no sea opción,

de nombrarla lo malo aprendería

y los demás, señalados quedarían.

Una estrella cercana a la luna de pena se embriagó

tirándose sin vacilar, pensó una razón

sólo de realidad dar, las palabras que el niño lloró

De mañana, el niño se levantó

viendo de gris el lugar, que alguna vez tuvo un color

Acercándose a las demás personas pregunto

algunas ignorando, otras contestando

notó que más negro todo se volvía

Con desesperación y pavor ayuda pidió

ignorando su pedido con excusas sin mención

todo termina de perder color

El niño pronto frío sintió

acurrucado en lo que fue una calle gris

vio como todo de negro se tiñó.

F. D. Soliatis-

Comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *