Poemas

El Ave Fénix

No me preguntes qué llevo en mis alforjas

son perlas que dormían en el fondo del mar…

Cadencias milenarias, alegrías, congojas,

volcánica estridencia,

¡impulso de llorar!

 

Absurda bobería, romántica indiscreta

sinfonía inconclusa, en vana terquedad

de atravesar el muro y encontrar al poeta

que al pensamiento puede poner en libertad.

 

El conoce el estilo, le da forma a la nada,

es memoria infinita del Fuego Creador.

¡Es el Ave Fénix! resurrección alada

para vivir por siempre consagrado al amor.

 

¡Oh!, no me preguntes qué llevo en mis alforjas

es algo más que un mundo que esboza inmensidad

Ni el mismo árbol sabe porqué caen sus hijas

y el otoño lo viste de total soledad…

 

Clara Mizrahi-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.