Poemas

Tu voz me llama

Como el cántaro que tiene

la esperanza de la vida

en cristalina medida

cuando de la fuente viene,

como la miel que contiene

panel en el monte esquivo,

como encendido motivo

que llena de luz la senda,

tu voz se vuelve la prenda

y razón por la que vivo.

 

 

Si el silencio me acompaña

en mundano vocerío,

siento tu voz dentro mío

subiéndome por la entraña,

curando el mal que me daña,

dándome la paz y aliento,

y entre tantas cosas siento

llamar muy quedo mi nombre,

haciendo que vibre el hombre

y el niño en el que consiento.

 

 

Cuando tu voz se adormece

sobre el pecho recostada,

se vuelve una llamarada

la ternura que acontece.

Sube de tono si crece

tu voz en tenue murmullo,

como si fuera su arrullo

un formidable latido,

forjando un sueño querido

junto a tu piel por capullo.

 

 

Si estoy despierto me llama,

y si dormido despierta

mi ensoñación cuando acierta

a ser la voz que me inflama.

Amo el sonido porque ama

con impecable latido,

y en ese mismo sonido

extravío la conciencia

cuando asumo la vivencia

de querer como has querido.

 

Del libro Corazón de Puma

Jerónimo Castillo-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.