Poemas

A la hora del silencio

otro

es el que viaja

a no ser por el polvo

que me quita la vida

o el sueño

con su intención pasible

donde sea que vaya

a la misma hora de la siesta

siempre tarde

a la hora del silencio

uno

y un delito imposible

 

Del libro El hondo silencio de toda locura

Orlando Valdez-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.