Poemas

La caída

Uno retiene las cosas

para llamarlas por su nombre

pero no es el nombre

lo que predispone al vacío.

 

Uno precipita con sus ojos

la caída del mundo

para inventar otras regiones

que nos devuelvan lo perdido.

 

Pero ¿Quién se esfuma

por las blancas colmenas

como una mujer perturbada

por los comensales en ruinas?

 

La memoria en llamas

invade otros tiempos.

 

Luis Raúl Calvo-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.