Poemas

Solitaria silenciosa

No te importa que acabe un claro día

sin que nadie de ti sepa una cosa:

que has pasado y tu paso no se oía,

silenciosa.

 

Has pasado con un gentil talento

e invocabas aplausos merecidos.

Has pasado, tu paso leve y lento

no hizo ruidos.

 

Con sus dulces y anónimos favores

frescos frutos del árbol han crecido.

Aunque nadie conozca sus sabores

han caído.

 

No te importan jamás a ti tampoco

los elogios de un mundo degradado,

aunque nada se sepa o aunque poco

has pasado.

 

Las envidias del ego no te atañen

ni te tienta la gloria voluntaria,

nunca dañas aunque siempre te dañen,

solitaria.

 

Yo te amo, y tú también lo haces,

tu manera de amar la vuelvo mía:

aunque nunca en la vida lo notases

te amaría.

 

Nadie oía tus pasos cuando viendo

los disturbios pasabas sigilosa,

nadie supo que tú te estabas yendo

solitaria, silenciosa.

 

Alejandro Marzioni-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.