Poemas

Poema de la melancolía

La mesita de noche, el lecho aparte,

todo está igual, allí donde solías,

en las noches de invierno recostarte:

para leer algunas poesías .

 

A veces tu lectura interrumpías ;

y tus negras pupilas me miraban,

en tus labios los besos retenías ,

porque los goces del placer ansiaban.

 

Hoy que no estás añoro tu presencia,

y nuestro lecho luce tan desierto,

no me enseñaste a soportar tu ausencia,

y de esta pesadilla no despierto.

 

Y te veo entre brumas del pasado,

como en aquella noche que leías,

semejabas   un lirio desmayado,

con tu libro de viejas poesías.

 

Ya solo queda mi dolor profundo,

un libro y una triste poesía,

El sueño que se pierde en un segundo,

tu voz ausente y mi melancolía.

 

Kin Mejía Ospina-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.