Poemas

Dama

Esta dama sin cara ni camisa,

alta de cuello, suave de cintura,

tiene todo el temblor de la hermosura

que el tiempo oculta y el amor desliza.

Esta dama que viene de la brisa

y el rango lleva de su propia altura,

tiene ese no sé qué de la ternura

de una dama sin fin, bella y precisa.

Aunque esta dama nunca duerma en cama

parece dama sin que sea dama

y domina desnuda el mundo entero.

Esta dama perdona y no perdona.

Y para eso luce una corona

esta dama que reina en el tablero.

 

Miguel Arteche Salinas-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.